Todos sabemos que el olor v4g1nal es bastante característico, aunque de una mujer a otra puede variar un poco su intensidad.

Además, a lo largo del ciclo menstrual este también suele cambiar. Sin embargo, si notas que la v4g1na te huele demasiado fuerte y es un olor parecido al del pescado, podría ser síntoma de que sufres algún tipo de infección.

5 Razones por las que la vagina puede oler a pescado

Por norma general, el olor v4g1nal anormal viene acompañado de otros síntomas como picor, ardor, irritación o problemas con el flujo.
Muchas mujeres pretenden tratar este mal olor con duchas v4g1nales, no obstante, esto puede aumentar la irritación y eliminar las bacterias buenas que se alojan en la v4g1na y que la protegen de las diferentes infecciones.

¿Por qué me huele la v4g1na a pescado?
En la v4g1na normalmente se encuentran varios tipos de bacterias y microorganismos. Entre ellos, los lactobacilos son los encargados de protegerla de las infecciones y darle una naturaleza ácida.