El bicarbonato de sodio es regenerativo y ayuda a eliminar las células muertas, razón por la que es un potente e insuperable exfoliante natural. Esto sin omitir que el bicarbonato de sodio cuenta con propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por ello, es el mejor aliado para combatir el acné. El bicarbonato de sodio también ayuda a estabilizar cualquier desequilibrio en el pH de nuestra piel.

Por su parte, el aceite de coco es antiinflamatorio y un poderoso «escudo protector» contra los daños de los rayos UV en la piel, según un estudio publicado en el Journal of Traditional and Complementary Medicine.

Necesitas:

1 cucharada de aceite de coco
1 cucharada de bicarbonato de sodio

x
aplica-en-tu-cara-aceite-de-coco-y-bicarbonato-de-sodio-y-este-sera-el-efecto-en-un-mes-salud180

Cortesía iStock

Preparación:

Vierte en un molde la cucharada de bicarbonato de sodio, la cucharada de aceite de coco y revuelve hasta obtener una pasta homogénea, es decir, libre de grumos.

Uso:

Aplica en tu rostro limpio y seco, evitando la zona de los ojos y la boca, deja actuar 20 minutos y, transcurrido este tiempo, enjuaga con agua tibia.

x
aplica-en-tu-cara-aceite-de-coco-y-bicarbonato-de-sodio-y-este-sera-el-efecto-en-un-mes-salud180

Cortesía iStock

Usa esta mezcla de aceite de coco y bicarbonato de sodio, al menos cada tercer día en la noche, y en un mes le habrás dado «jaque mate» al acné, las machas y arrugas de tu rostro. ¡Qué esperas para incluir esta potente fusión en tu rutina de embellecimiento!