Más allá de ser uno de los postres dulces favoritos de muchos de nosotros, este cuenta con una gran cantidad de beneficios para la salud, en especial por su contenido de grenetina la cual contiene los aminoácidos, fibra y proteínas que el cuerpo necesita. Su consumo se puede incluir en dietas rigurosas, en personas con problemas de salud o hasta para ayudarte a perder un par de kilos extra.

Es por eso que a continuación te damos las razones por las que deberías incluir gelatina en tu dieta diaria y dejar de verla como un postre ocasional o un antojo.

Beneficios de comer gelatina
Bajar de peso

Perder un par de kilos es una tarea complicada que requiere de esfuerzo y constancia, pero también puedes sacar provecho de algunos alimentos para lograr el objetivo. Consumir gelatina de forma regular proporciona una buena cantidad de glicina y arginina, los cuales aceleran el metabolismo y ayudan a quemar grasa, además de ser muy bajos en calorías por lo que no tendrás que preocuparte.

Cuida huesos y articulaciones
Por su conjunto de selenio, fósforo y cobre, la gelatina es uno de los grandes aliados para fortalecer los huesos, reduciendo el riesgo de llegar a desarrollar problemas como la osteoporosis. Además estos contienen un gran poder desinflamatorio el cual beneficia la salud de las articulaciones evitando y hasta reduciendo los dolores provocados por el desgaste del cartílago y enfermedades como la artritis.