En la intimidad y en las relaciones cotidianas existe una serie de palabras que son desagradables para las parejas, tanto para el como para ella.

1- Tengo sueño: Una frase expresa exactamente que te excusas para retirarte o que simplemente te aburres.

2- No quiero que pienses mal de mi: Una frase muy vista cuando se mantiene intimidad repentinamente.

3- ¡Nunca bosteces!: Cuando mantienes intimidad con tu pareja jamás bostezar, esto lo va ha hacer mal, que no rinde o que tienes aburrimiento.

4- Apaga la luz: Acá se toma un tema de seguridad personal, siente seguridad de ti misma y disfruta de tu pareja. Quien te ama te acepta como eres.

5- No me mires que estoy fea: Regresamos al tema de la seguridad para ti misma, que si te acepta como eres aunque crees que eres un espantapájaros, él te verá como las princesa más bella del mundo.

6- ¿Eso es todo?: Esta frase mejor llévatela contigo, no quedes como la mala de la historia. Si deseas guardarlo para tus amigas y luego ríes.

7- Tengo dolor de cabeza: Si el te seduce en la noche para mantener una noche apasionada, jamás digas que te duelen la cabeza al menos que sea verdad y que él lo note. Se verá como una excusa barata de tu parte para no intimar con él.