Cuando yo muera no me llevaré nada...

Cuando yo muera no me llevaré nada…

Cuando yo muera no me llevaré nada… Y no hablo de las cosas materiales, casas, carros, lujos… No, no me refiero a eso.Cuando yo muera, cuando tú mueras, no nos llevaremos ni siquiera los recuerdos de lo que vivimos…

Lo bueno, lo malo que hayamos experimentado solo formará parte del aprendizaje de nuestra conciencia siempre y cuando así este estipulado… No hay una película de las experiencias vividas, no hay un túnel que te lleva a la luz, no hay nada más para nosotros como contenedores, de la misma forma en que apagamos el televisor y la película se acaba, de la misma forma cuando nos apaguen simplemente no habrá nada… Un dormir eterno sin sueños… Sin despertar, sin nada…Por qué lo que realmente prevalece y prevalecerá, la que regresará una y otra vez es nuestra conciencia, nuestro verdadero ser increado e inmortal; el cual en algún anclaje tendrá la oportunidad de recuperar los fractales del alma, que es donde se encuentran los recuerdos y aprendizajes de la conciencia, los cuales vivio y experimento a través del contenedor, pero son de la conciencia y para la conciencia, no del contenedor, por qué nosotros solo somos el medio para que las Conciencias los adquieran como parte de su evolución, pero le pertenecen a ellas…

Las Conciencias.Cuando yo muera, solo puedo aspirar a haber hecho todo lo que en mi estaba para que la conciencia anclada a mi cumpla su misión y propósito de este anclaje, en el que tan solo puedo luchar por ser un contenedor digno de esa conciencia, de ese dios en evolución…Cuando yo muera, la conciencia anclada a mi seguirá su curso de evolución anclada a otro contenedor, tal vez en otro nivel, tal vez en este mismo, pero estoy seguro que habrá avanzado un paso más, por qué este contenedor en esta oportunidad integro las porciones y fractales que mi conciencia había perdido, y ese ya es un gran logro en si… Pero no puede quedarse solo en eso… Este contenedor deberá seguir luchando, día a día por aprender las lecciones que le tocan, esas lecciones son nuestras programaciónes, y solo se lograran pasar con dicernimiento y lucha… Cómo guerreros !