Gracias a una avanzada cirugía la vida de Ellie Jones cambió radicalmente. La mujer de 20 años tenía una malformación en los huesos de su mandíbula lo que le generaba que sus dientes no estuvieran alineados y al mismo tiempo tuviera una deformidad facial congénita. Esto también hacía que su mordedura no fuera correcta.

dientes05-622x430

Su primera operación a los 16 fue muy dolorosa y la dejó si poder hablar:

“Tuve que tener una dieta líquida durante aproximadamente un mes, que fue muy difícil y no podía hablar bien. Tenía que usar un bloc de notas para comunicarme.Después de un tiempo fui capaz de balbucear algunas palabras y tuve un ceceo durante un tiempo debido a lo hinchada que estaba mi boca”. -Ellie Jones, al Daily Post de Gales–

Casi 6 meses después de la operación su cara ya estaba bien. Su mandíbula había sido cortada de forma horizontal y vertical. Pero eso no fue todo… un año más tarde optó por una cirugía correctiva para su barbilla que siempre sintió que era demasiado pequeña.

Jones, quien trabaja como asistente de tienda y vive en casa de su padre Simon, su madre Natalie y su hermana Chloe, de 21 años. La operación le dio mucha confianza y le hizo por fin sentirse normal. La chica también dijo que su nueva confianza incluso la ha ayudado a mejorar en sus clases de baile. “Yo era tímida, pero ahora me siento muy confiada. Cambió mi vida”.