Nació el 16 de septiembre de 1913 y tuvo una vida normal hasta que, casualmente, se hizo muy popular con el estreno de la película. A lo largo de su vida, María Salud ha permanecido en el pueblo de Santa Fe de la Laguna, ubicado en el municipio Quiroga (Michoacán). Este colorido lugar, que ha conservado sus tradiciones, vio crecer a la Mamá Coco real. Allí llevó adelante a su familia y se dedicó al hogar.

Tras el lanzamiento de Coco, sus familiares y personas cercanas observaron el increíble parecido. Sin embargo, en su momento no hicieron alarde sobre esto. Todo cambió cuando un turista visitó el pueblo, la vio y compartió su fotografía en las redes sociales. Desde entonces, esta abuelita pasó de tener una vida ordinaria a una de fama, pues el turista la dio a conocer bajo el nombre de Mamá Coco.

De este modo, se convirtió en un ícono de Santa Fe de la Laguna, pues ahora quienes van de vacaciones o de paseo por el sitio desean ir a su casa para conocerla. Sumado a esto, las calles de esta localidad se asemejan a las que se reflejan en la película, donde Miguel y su familia le dan vida a la historia.

Coco y sus particulares personajes
Mamá Coco no fue la única que se parecía. En general, la comunidad mexicana tuvo una especial conexión con la producción de Disney Pixar. Tanto las costumbres, la cultura y las estructuras familiares, fueron grandes motivos para que se sintieran identificados.

mamá coco película
Claro está, el caso de Mamá Coco es muy especial, pues desde que su foto se hizo viral en redes sociales, ha pasado más tiempo del esperado posando para cámaras y conociendo nuevas personas. La gente que visita su pueblo no quiere perderse la oportunidad de verla.

La casa de María ahora es un destino imperdible para los viajeros que llegan a Santa Fe de la Laguna.