El siguiente preparado viene a catalogarse como parte de los “remedios de la abuela” que se suelen recomendar a nivel popular para aliviar dolencias comunes. Para prepararlo, se recomienda utilizar ingredientes frescos y de calidad, ya que así se podrá obtener un sabor agradable.

Ingredientes
25 dientes de ajo.
Raíz de jengibre.
1 taza de miel, sin azúcar añadida (100 g).
Preparación
Pela los dientes de ajo.
A continuación, procede a picarlos (en trozos medianos, preferiblemente).
Machácalos en el mortero hasta formar una pasta. Reserva.
Pela un trozo de raíz de jengibre y rállalo. Reserva.
En un recipiente de cristal, coloca la mitad de la pasta de ajo y la mitad de la pasta de jengibre.
Ahora agrega la mitad de la miel.
Luego, agrega el resto de ajo y jengibre.
Añade la miel que te queda y ¡listo!
Conserva en un lugar seco, oscuro y fresco.
25 dientes de ajo.
½ taza de jugo de limón (125 ml).
½ taza de jugo de jengibre (125 ml).
1 taza de vinagre de manzana (250 ml).
1 taza de miel de abejas sin azúcar añadido (340 g).
Instrucciones

En un recipiente, mezcla media taza de jugo de limón con media taza de jugo de jengibre.
A la mezcla anterior, incorpórale 25 dientes de ajo pelados y triturados y llévala a la licuadora para procesarlos hasta homogeneizar.
Agrega una taza de vinagre de manzana y luego la taza de miel.
Para terminar, vierte la mezcla en un frasco de vidrio y almacénala en el refrigerador por lo menos 5 días antes de empezar a consumirla.