Piernas juntas y en posición vertical: son personas sencillas, reservadas y podrían llegar a tener cierta inclinación por la naturaleza. Incluso, están dispuestas siempre a escuchar, pero si por el contrario, si se sienten atacadas, no dudarán en responder de igual forma. Ya que estas personas por lo general defienden a toda costa su postura

Piernas juntas incliandas hacia un solo lado: podrían ser personas ansiosas que suelen preocuparse mucho por el mañana o el futuro; son persistentes, ambiciosos y observadores.

Piernas separadas y talones juntos: son personas empátias, extemadamente amables, al punto de ser muy modestos (negar sus virtudes) con el fin de hacer sentir bien a otros. Son exigentes con ellos mismos y en ese sentido, se complican la vida. En ocasiones pueden ser personas desordenadas y les cuesta trabajo concentrarse ya que su capacidad de distracción es admirable.

Piernas cruzadas (una arriba de otra): son intensos, soñadores y amorosos y creativos; Se hacen notar donde sea que se encuentren y difícilmente, alguien se aburrirán con ellos.

Piernas separadas y rodillas juntas: son personas que se pueden catalogar como buenos conversadores, saben escuchar, son encantadores y un poco infantiles y hasta excéntricos.