Un pseudo pastor africano, dijo que fue llevado al infierno y mató al diablo, una historia increíble que ha provocado polémica y ha puesto al descubierto el incremento de herejías en mayoría de iglesias del país.

«Cuando llegué al infierno, había una cola de millones de personas esperando ser maldecidos por Satanás. Cuando el diablo me vio, entró en pánico y envió su ejército para matarme. Como Sansón en la Biblia, los derroté. Satanás fue mi última víctima», dijo.

Su historia recibió diversas críticas, sobre todo porque presume haber derrotado al maligno, aunque no dice cómo, contradice la Palabra de Dios, que claramente enseña que Dios dará un destino final a Satanás en los últimos días.

Ante esta reacciones de miles de usuarios en las redes sociales, Mbore se vio obligado a eliminar su publicación.

La Palabra de Dios nos da un consejo sabio cuando escuchemos este tipo de historias. «Desecha las fábulas profanas». (1 Timoteo 4:7).